viernes, 10 de julio de 2009

El muro

Dicen que "frecuentemente, el hombre se engaña primero a sí mismo antes de engañar a los demás".




Cuando el miedo atenaza el alma, un manto oscuro cae sobre los sueños y se empieza a construir un muro a nuestro alrededor para no dejar que nada nos dañe. Lo malo de esto es que, casi siempre, acabamos el muro que nos guarda del mundo exterior, pero dejamos el miedo dentro, con nosotros.


Los muros pueden ser de muchos materiales, pero los más peligrosos son los muros de mentiras, porque no dejan llegar a los que hay afuera y no dejan salir a los que hay adentro.

Los que construyen muros de mentiras suelen olvidarse de la puerta, y así su muro es cada vez más alto y más inexpugnable.

La oscuridad se instala tras el muro y en el corazón del que lo habita.

La luz, el Amor, la Esperanza,...

¿Cómo se llega a un corazón que se ha fortificado así?

¿Se puede derrumbar ese muro desde fuera?
¿O sólo es el que hay dentro el que puede hacerlo?

¿Se puede salvar a alguien que no quiere ser salvado?

20 comentarios:

RöB Dangal dijo...

Hola Antonia!!
Esos muros son casi imposibles de derribar. Se acorazan tanto que no pueden percibir la realidad, y se encierran en sí mismos.
Un beso grande!!

RöB

Antònia dijo...

Cómo me gustaría ser ese rayo de luz que se cuela por un resquicio de ese muro!!
Lo seguiré intentando!!!
Besos!!

Adolfo Payés dijo...

Que bello, la luz de la esperanza escrito.. un placer leerte

Te dejo mis saludos con el cariño inmenso de siempre.
Un abrazo muy fuerte.

Besos

Que tengas un buen fin de semana

Silvy dijo...

Yo creo que es uno mismo el que ha de intentar derribar su propio muro, pero un "rayito de luz" de los demás puede ayudar...

besos!

Antònia dijo...

Gracias Adolfo!
La esperanza puede ser la respuesta para todo, no?
Besos!!

Antònia dijo...

Creo que lo has descrito perfectamente, Sylvita. Así es como debería ser!
Feliz fin de semana!
Besos!!

Silvia dijo...

Claro que el muro se derriba desde dentro, sin ninguna duda... y el resto que ayuden picando alrededor... también es bueno.
Bonita reflexión.
Besicos

Lucía dijo...

Derribar un muro, cuando quien lo habita no quiere ser salvado, es muy difícil pero no imposible.
La clave...esas palabras que tan sabiamente ha dicho: luz, amor, esperanza...
Pocos muros siguen en pie con esas armas taladrando alrededor...
Estamos dispuestas a taladrar ¿verdad?, pues a ello:)
Un beso fuerte.

Antònia dijo...

Gracias Silvia!
Pienso poner todo de mi parte para ayudar.
Besos!!

Antònia dijo...

Lucía querida:
¡Por supuesto que estamos dispuestas a taladrar!
El Amor es una buena broca, y a mi me gusta intentarlo todo. Sobre todo me gusta creer que no hay imposibles.
Besos mil, bonita!!

mimbre dijo...

Hola Antónia...
El amor, solo el amor es capaz de todas las proezas que podamos pensar, derribar muros, restablecer relaciones, generar nuevas, etc.¡¡
Solo el amor, debemos recordarlo siempre¡¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

Antònia dijo...

Gracias querido Osvaldo!
El amor es la respuesta para todas las grandes preguntas de la vida, verdad?
Quizás el amor no derribe los muros y cuando no pueda hacerlo, simplemente los salte.
Espero que ese ímpetu me impulse!
Besos!!

Amanecer dijo...

Hay quienes se sienten màs seguros detràs de ese muro, y a veces a pesar de que hay alguien que desea salvarlo, no lo acepta.

Con fe, esperanza y amor, se llega a ese corazòn fortificado Antonia!
Y deseo que tu amor y tu fe, sean màs fuerte que ese muro.
Mil perdones, por mis ausencias!

Besos y muchos màs.

♥ MI MUNDO EN LAS MANOS. dijo...

Uf! que dificil, yo mi querida amiga creo como Mimbre en la fuerza del Amoraun asi no es facil.


Mi cariño siempre.
Tere.

Antònia dijo...

Querida Amanecer, no tengo nada que perdonar! Pero sí quiero que sepas que me encanta encontrarte de nuevo aquí, te he echado de menos!
Mi amor es fuerte y mi fe es aún más fuerte si cabe,... el muro caerá, verdad??
Besos mil!!

Antònia dijo...

Si hay alguien que sabe lo difícil que es, esa soy yo, mi estimada Tere!
Pero hay algo que no quiero tener que hacer nunca y es preguntarme si podía haber hecho algo más.
Un abrazote, amiga!!

Walter Pineda dijo...

Qué hallazgo ¡¡¡

Hermosas palabras que dejan perfume entre los dedos...

Besos

Walter

Antònia dijo...

Muchas gracias por tus poéticas palabras, Walter! Me encantan!
Besos!!

JAIME dijo...

Hola, he llegado por azares a este lugar, en general a gustado. Una de las partes de este post que me ha gsutado sobremanera es: "Los que construyen muros de mentiras suelen olvidarse de la puerta, y así su muro es cada vez más alto y más inexpugnable".
Saludos.

Antònia dijo...

Hola Jaime!
Eres bienvenido a esta tu casa!
A mí también me gusta especialmente esa frase. Lo he vivido.
Besos!!