lunes, 21 de mayo de 2012

Flor de Ciruelo en Vasito de Oro



Tengo mucho delito. He de reconocer avergonzada que no he leido "El Quijote". Y sin embargo actualmente estoy leyendo el que se considera su igual en la literatura china, el Jin Ping Mei, o lo que es lo mismo: Flor de Ciruelo en Vasito de Oro. Hace un año me leí el primer tomo, Libro de las Primaveras y los Veranos, y ahora estoy en el segundo, Libro de los Otoños y los  Inviernos. 


Sólo puedo decir que me encandila. A través de la historia de un mandarín en la China Medieval se teje una visión profunda de la vida cotidiana, de las intrigas, de la corrupción de la clase dominante, de los usos y costumbres y, especialmente del amor y el sexo en una casa en la que conviven esposas con concubinas, sirvientas y esclavas, todas a la disposición del todopoderoso señor, Ximen Qing.
Pero lo que verdaderamente me enamora en este libro es la belleza y la plasticidad de las imágenes que evoca a través de todas y cada de sus frases, de sus descripciones y de su maravillosa poesía. 
Altamente recomendable para los amantes de la lectura. 
Dejo aquí una muestra de uno de sus inigualables poemas.





Se abre la ventana a la luz del día...
En la ladera de la montaña florecen los ciruelos...
Los sauces se cubren del verdor de todos los años...
Sobre la luna se mecen las ramas...
Una brisa agita los bambúes: ¿será que regresa el amado?
La bella deja que la túnica de brocado se deslice por su piel de jade
hasta el suelo...
¿Estará él a su lado para recogerla?


6 comentarios:

Manuel Lázaro dijo...

Precioso, Antònia. El poema, las imágenes y la descripción que haces. Gracias. Es curioso que siempre nos atrae más lo de fuera que lo propio, una vez conocí a un japonés que había aprendido español sólo para leer a Cervantes (ahora, que lo que no hagan los japoneses...). Besos, guapísima.

Antònia dijo...

Gracias, Manuel! Un placer agradarte. Y ya sabes, cuanto tengas un rato "largo" léelo! Besos!!!

Tere dijo...

Parece ser por lo leído, un libro lleno de poesía en sus imágenes y texto, no me extraña que lo estés leyendo.
Hermoso posteo (yo tampoco leí el Quijote, no me da vergüenza, en verdad no soy una gran lectora)

Gracias por tu visita y tus conceptos, me alegra verte por allí (((♥)))

Tere.

bicipalo dijo...

Bueno, pues otro que no ha leido el Quijote..., y deberia leerlo y yo se porqué.
Me gusta cuando compara el movimiento del aire con la llegada de él, el viento siempre parece anunciar la llegada de algo, del verano cuando sopla cálido o del invierno o el otoño cuando nos arranca los primeros escalofrios.

Cris dijo...

Hola Antònia:

Acabo de encontrarte en la página del Carpe y he decidido pasarme por tu blog, que no lo conocía. Es precioso y por ello me he hecho seguidora. Un saludo
Cris

Antònia dijo...

Mi apuro con el Quijote, Tere, es porque yo si soy una lectora empedernida y considero que tengo una deuda pendiente con él. Un placer siempre tener noticias tuyas!
Besos!!

Pedro:
El Quijote pendiente, pero al igual que mis escritos, también llegará el momento de disfrutar de su lectura, seguro.
Un abrazo!

Bienvenida Cris! Muchas gracias por tus palabras y por hacerte seguidora, espero hacerme merecedora!
Besos!!