martes, 10 de febrero de 2009

Pessoa y las rosas



No quiero rosas mientras haya rosas.
Las quiero cuando no las pueda haber.
¿Qué he de hacer con las cosas
que puede cualquier mano coger?

Sólo quiero la noche si la aurora
la diluye en azul y r
osicler.
Lo que mi alma ignora
es lo que quiere poseer.

¿Para qué?... De saberlo, nunca haría
versos para decir que no lo sé.
Siento a mi alma pobre
y fría...
¿Con qué limosna la calentaré?

(Fernando Pessoa)





¡Qué bien expresa Pessoa en este poema cómo nos complicamos la vida!
Suspiramos por algo que no llega y cuando está a nuestro lado lo sentimos nuestro por derecho. Y ya no queremos eso, lo hemos conseguido y ahora toca conseguir otra cosa. No disfrutamos lo conquistado sino la conquista en sí. Afrontar un reto y superarlo está muy bien siempre y cuando no se convierta en el único objetivo. Alimentamos nuestra angustia viviendo enganchados a la insatisfacción de nuestros deseos más irracionales.
¿Qué tal pararnos delante de una rosa y admirar su belleza exultante?
¿Qué tal disfrutar del espectáculo de la aurora sabiendo que en unas horas la noche nos envolverá inexorablemente?
¿Qué tal caminar disfrutando del camino y dar a la vida la oportunidad de sorprendernos?

5 comentarios:

mimbre dijo...

Hermoso poema has publicado...
Fernando Pessoa..Que poeta¡¡¡
Antonia, pienso que la respuesta a tus tres preguntas es una sola: Vivir..vivir la vida con sus pequeñas maravillas. Un rosa, una aurora, un camino
Un abrazo
Osvaldo.

ALGUIEN EN EL MUNDO dijo...

Nadie esta conforme con nada....vive buscandole la quinta pata al gato...pero este poema es una verdad, nos gusta complicarnos aun ...cuando estamos en calma....
Buena semana corazon...

Antònia Rivas dijo...

Me alegra mucho que os guste a ambos. Pessoa es especial, genial, dulce, inconformista, desesperado, esperanzado,... es tantas cosas que se resumen en la principal: POETA, gran, gran poeta!
Estoy de acuerdo, la vida es la respuesta.
Besos, besos, besos!!

Amanecer dijo...

Hermoso poema !!
Lo mejor es disfrutar ese camino, y no buscar...dejar que la vida nos sorpenda...

Besos y muchos màs.

Antònia Rivas dijo...

Amanecer:
Pessoa es maravilloso, es uno de mis poetas favoritos. Cualquier cosa que haya salido de su pluma da que pensar, y además es hermosa.
Estoy de acuerdo en no buscar, las mejores cosas llegan cuando nos dejamos llevar.
Besos!!