domingo, 9 de noviembre de 2008

Mi cajón de sastre





Una inédita:

Mientras leo y releo lo que he publicado y lo que sueño con publicar, voy guardando en mi cajón de sastre todo aquello que toma forma en un momento dado y que se acumula en una carpeta a la espera de su oportunidad. Esta es la última poesía que he escrito. Es concisa y rotunda. A mí me gusta. ¿Qué opináis?

¿Mañana?
No. Mañana, no.
Gracias.
Ya no quiero
más mañanas.
Ya no quiero
más ayeres.
Tan sólo quiero
presentes
que me procuren
placeres.


2 comentarios:

victoria w. dijo...

Nos, que de momento somos tres, nos ha gustado mucho tu poesia; nos pasamos media vida visualizando el pasado, como si vieramos una pelicula desde muchos angulos y la mayoria de las veces no sacando nada en claro de esas reflexiones, son lo que se llaman pensamientos reiterativos, que no van a ninguna parte.
Por ello si no nos proporcionan nada positivo, no deberiamos alimentarlos...y la otra media vida la dedicamos a visualizar como querriamos que fueran las cosas, que no es lo mismo que planificar una accion, lo cual no esta mal, me refiero a tener ensoñaciones de realidades que no han sucedido y que en la mayoria de las veces no tenemos, para colmo; ningun tipo de control, con lo cual cuando no se produce el "milagro", de que las cosas ocurran asi, como en la ensoñacion, nos sentimos decepcionados...
Lo ideal es vivir lo bueno del presente disfrutandolo, aunque no siempre es bueno, lo demas intentando que nos enriquezca en la medida de lo posible.
Es decir, no me he torcido el pie por que este gorda y torpe, sino por que mis niños querian descansar y yo no les escuchaba...
Seguiremos en contacto...un beso muy fuerte Victoria W.

Antònia Rivas dijo...

Gracias Victoria y la compañía. Disfrutaos mutuamente que hay mucho por vivir! Besos