lunes, 3 de noviembre de 2008

Una ventana a... ¿qué?

Sería muy presuntuoso por mi parte pretender definir el verso, la poesía, la palabra, ... Pero sí quisiera poder expresar lo que significan para mí, lo que han sido y lo que espero que sean en mi vida.
Desde esta ventana abierta, después de alguna que otra puerta cerrada, espero poder ofrecer una parte de mí para compartirla con aquellos que pudieran estar interesados, y conmigo misma, leyendo, releyendo y descubriendo siempre algún pequeño matiz escondido u olvidado.
Escribir, componer, crear,... Versar. Me gustaría poder versárme en aquello que aún no he descubierto, ¡y hay tanto por descubrir! Espero ayudar a versar aunque sólo sean algunos segundos de la vida de aquel o aquella que me lean. Versémonos juntos y veámos qué pasa.

7 comentarios:

Domingo dijo...

Deleitanos con tus versos, seguro que disfrutamos mucho con ellos.
Un saludo

Antònia Rivas dijo...

Te agradezco mucho tu comentario, que es el primero y, por lo tanto, muy importante para mí.
Espero sinceramente que te guste lo que escribo.
Gracias. Un saludo.

Anónimo dijo...

...y nunca acabamos de descubrir.
seguro.
stefano

Antònia Rivas dijo...

Grace tante, Stefano!
Estoy segura de que tú nunca dejarás de descubrir cosas, está en tu naturaleza. Besos.

MARGA dijo...

Hola mi queridísima Antònia,aunque ya no me quedan pilas a esta hora, he pensado que una buena forma de acabar el día es visitando el lugar que has creado con gran cariño e ilusión. No tengo palabras para decirte cómo me ha emocionado tu página. Tal vez alguien, al leer tus palabras, sepa ver qué se esconde detrás de ellas, un gran corazón que anhela ser escuchado, mimado, compartido...¡¡¡enhorabuena por tu rincón!!! intentaré visitarlo regularmente (aunque no prometo nada...) :-) BESOS

Antònia Rivas dijo...

A mi me emociona el saber que cuento con alguien como tú. Espero que este sea un punto de encuentro para dos personas que están lejos, pero que son dos almas que caminan juntas.
Besos.

Soloysinnick dijo...

Gracias por crear esta ventana y dejarla abierta para que pueda asomarme a ella.
Estoy seguro que voy a pasar muchos momentos inolvidables aquí dentro.